La amenaza del HLB (Huanlongbing de los cítricos) para la citricultura nacional

25.09.2014 | En la actualidad, el patrimonio, desarrollo y potencial de la citricultura argentina, se ve seriamente amenazado por la enfermedad denominada HLB-Huanglongbing (ex greening) considerada como la más severa y destructiva de los cítricos a nivel mundial.

Esta enfermedad es endémica en la citricultura de Asia y algunas zonas de países de África. En los últimos 5 años ha mostrado un preocupante avance en todas las zonas citrícolas del mundo y especialmente sobre el continente americano, provocando una importante pérdida de cultivos en escaso tiempo. Actualmente se encuentra afectando fuertemente a la citricultura de Florida y California USA, México, Cuba, República Dominicana, Honduras, Nicaragua y del Brasil. En todos los casos mencionados los perjuicios han sido enormes y hasta el momento no se conocen métodos efectivos para su control. 

En Brasil la enfermedad se encuentra desde el año 2005 y se ha expandido rápidamente a la mayoría de los principales Estados productores (San Pablo, Paraná, etc), varios de los focos de la enfermedad han sido detectados a menos de 200km de la frontera con Argentina. 

Argentina mantiene su condición de país libre de HLB y solo presentó un brote de la enfermedad en el Departamento General Manuel Belgrano, al norte de la provincia de Misiones, en esta zona se ejecutan medidas de contingencia entre las que se incluye: la erradicación de todas las plantas enfermas, acciones de contención de la plaga mediante la prohibición de movimiento de material vegetal hospedero y de fruta fresca cítrica sin proceso y actividades de difusión y concientización a la población. 

En Argentina se encuentra presente, en la mayoría de las provincias citrícolas uno de sus insectos vectores Diaphorina citri Kuwayama, conocido comúnmente como “psílido asiático de los citrus o chicharrita de los citrus”. Por ello el ingreso en forma ilegal de plantas portadoras (cítricas y no cítricas)  de la bacteria causal desde países afectados, representa un serio riesgo de introducción de la plaga al territorio nacional. 

Es importante mencionar que la citricultura argentina se encuentra en expansión (con un incremento aproximado del 3% anual en los últimos 20 años), y si bien sus productos han logrado posicionarse en mercados internacionales de importancia, se enfrenta con una producción citrícola mundial en crecimiento, con un mercado interno autoabastecido y en retracción y un mercado externo en crisis, con mayores restricciones y exigencias. 

La actividad citrícola para las provincias productoras de nuestro país tiene gran importancia económico-social. En varias de estas, la misma, se encuentra entre los primeros puestos respecto de la generación del producto bruto provincial. 

El potencial de daño económico de esta enfermedad si ingresara y se estableciera en la Argentina es muy alto. Las consecuencias de su establecimiento serían gravísimas considerando: 1-el daño directo causado sobre la producción (se citan perdidas del 100% de la capacidad productiva en menos de tres años), 2- los daños indirectos (pérdida de mercados, aumentos en los costos de producción), 3- el impacto socioeconómico (120.000 puestos de trabajo, 16 Industrias, 529 plantas de empaque, etc.) y 4- el impacto negativo al medio ambiente (aumento en las dosis y frecuencias de aplicación de agroquímicos, etc.). 

El Ministerio de Agricultura Ganadería y Pesca la Nación, en el marco de la prevención fitosanitaria, ha establecido como tema prioritario la creación del Programa Nacional de Prevención de Huanlongbing (Resolución Nro. 517/09 de la Ex Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación). 

El Programa abarca una superficie de 140.000 has de cítricos y a 5.300 productores que comercializan e industrializan anualmente, alrededor de 3.300.000 tn de limones, naranjas, mandarinas y pomelos. Así como aproximadamente 270 productores viveristas la mayoría de ellos pequeños y medianos. Toda esta producción se encuentra en riesgo dado que todas las especies y variedades cítricas son susceptibles al HLB.

senasa.gov.ar