España: Limón se destaca como el cítrico más rentable

16.10.2014 | En cuanto a las cifras totales de beneficios, en 2011 registró 11,5 millones de euros, 22,7 en 2012 y 26 en 2013. Para 2014 se espera que las cifras sean similares al año pasado, consolidando así una tendencia positiva.

Si bien la escasez de lluvias de este último año ha traído consecuencias negativas en el Valle de Guadalhorce para algunos productos –como el caso de la aceituna aloreña–, los agricultores de la zona prevén una buena campaña, en los que a cítricos se refiere, en una comarca que registra más del 90 por ciento de la producción de la provincia.

La campaña de los cítricos es relativamente larga –comienza en estos días y acaba en torno al mes de abril–, y este es el motivo por el que Benjamín Faulí, responsable de Asaja, no se atreve a hacer una previsión concreta, aunque reconoce que a priori los datos de recogida serán «bastante positivos». El primer fruto que se recoge es el limón, que según Faulí, es el que mejor ha venido funcionando en los últimos años a nivel comercial. Aunque hay algunas parcelas afectadas por la falta de lluvias, en términos generales esta carencia no afectará al resultado final, pero aclara que si el volumen de lluvias aumentara, a estas alturas esto tampoco sería determinante. «Nunca está de más que llueva, pero la cosa no va a variar en exceso», asegura Faulí. Respecto a la naranja y la mandarina, los siguientes frutos en ser recogidos, la previsión no es tan buena como con el limón, aunque desde Asaja creen que estará en la línea de campañas anteriores.

En el año 2011, las toneladas de cítricos registradas al final de la recolección fue de 180.000, número que bajó hasta las 165.000 en 2012 y 172.000 en 2013. Para este año, Benjamín Faulí asegura que la Consejería de Agricultura ha hecho una previsión de 180.000 toneladas, calculando que solamente el limón se beneficiará de un aumento del 9,5 por ciento. En Asaja prefieren ser algo más precavidos «debido a lo larga que son las campañas de estos frutos», aunque sí que están convencidos de que el resultado final cumplirá las expectativas de los agricultores.

Resultados en exportación

La provincia de Málaga, y en especial el Valle de Guadalhorce, ha tenido buenos resultados en la exportación del limón, ya que los elevados costes salariales de Argentina y la fijación con los mercados de Asia por parte de Turquía –principales rivales– están provocando unos buenos datos en cuanto a este cítrico se refiere. El problema de la naranja, cree Faulí, «no es uno sino varios». Por un lado estaría la fuerte competencia que este fruto tiene con la mandarina, ya que la segunda «es más popular».

Además, la naranja se solapa en el tiempo con numerosas variedades, por lo que es un producto proclive a ofertas. En Asaja aclaran que este problema radica en que el fruto ha dejado de ser de temporada, y el consumidor está acostumbrado a que sea un producto «que sale todo el año».

El limón destaca por encima del resto como el fruto más rentable
Las cifras de los últimos años no hacen sino confirmar esta tendencia. En 2012, el kilo de naranjas se situó en una media de 0,15 euros, mientras que el limón estaba en 0,30, dato que se mantuvo en 2013, en el que la naranja se quedó en 0,18. En cuanto a las cifras totales de beneficios, en 2011 registró 11,5 millones de euros, 22,7 en 2012 y 26 en 2013. Para 2014 se espera que las cifras sean similares al año pasado, consolidando así una tendencia positiva.

fuente: Diario SurSi bien la escasez de lluvias de este último año ha traído consecuencias negativas en el Valle de Guadalhorce para algunos productos –como el caso de la aceituna aloreña–, los agricultores de la zona prevén una buena campaña, en los que a cítricos se refiere, en una comarca que registra más del 90 por ciento de la producción de la provincia.

La campaña de los cítricos es relativamente larga –comienza en estos días y acaba en torno al mes de abril–, y este es el motivo por el que Benjamín Faulí, responsable de Asaja, no se atreve a hacer una previsión concreta, aunque reconoce que a priori los datos de recogida serán «bastante positivos». El primer fruto que se recoge es el limón, que según Faulí, es el que mejor ha venido funcionando en los últimos años a nivel comercial. Aunque hay algunas parcelas afectadas por la falta de lluvias, en términos generales esta carencia no afectará al resultado final, pero aclara que si el volumen de lluvias aumentara, a estas alturas esto tampoco sería determinante. «Nunca está de más que llueva, pero la cosa no va a variar en exceso», asegura Faulí. Respecto a la naranja y la mandarina, los siguientes frutos en ser recogidos, la previsión no es tan buena como con el limón, aunque desde Asaja creen que estará en la línea de campañas anteriores.

En el año 2011, las toneladas de cítricos registradas al final de la recolección fue de 180.000, número que bajó hasta las 165.000 en 2012 y 172.000 en 2013. Para este año, Benjamín Faulí asegura que la Consejería de Agricultura ha hecho una previsión de 180.000 toneladas, calculando que solamente el limón se beneficiará de un aumento del 9,5 por ciento. En Asaja prefieren ser algo más precavidos «debido a lo larga que son las campañas de estos frutos», aunque sí que están convencidos de que el resultado final cumplirá las expectativas de los agricultores.

Resultados en exportación

La provincia de Málaga, y en especial el Valle de Guadalhorce, ha tenido buenos resultados en la exportación del limón, ya que los elevados costes salariales de Argentina y la fijación con los mercados de Asia por parte de Turquía –principales rivales– están provocando unos buenos datos en cuanto a este cítrico se refiere. El problema de la naranja, cree Faulí, «no es uno sino varios». Por un lado estaría la fuerte competencia que este fruto tiene con la mandarina, ya que la segunda «es más popular».

Además, la naranja se solapa en el tiempo con numerosas variedades, por lo que es un producto proclive a ofertas. En Asaja aclaran que este problema radica en que el fruto ha dejado de ser de temporada, y el consumidor está acostumbrado a que sea un producto «que sale todo el año».

El limón destaca por encima del resto como el fruto más rentable
Las cifras de los últimos años no hacen sino confirmar esta tendencia. En 2012, el kilo de naranjas se situó en una media de 0,15 euros, mientras que el limón estaba en 0,30, dato que se mantuvo en 2013, en el que la naranja se quedó en 0,18. En cuanto a las cifras totales de beneficios, en 2011 registró 11,5 millones de euros, 22,7 en 2012 y 26 en 2013. Para 2014 se espera que las cifras sean similares al año pasado, consolidando así una tendencia positiva.

fuente: Diario Sur

http://atcitrus.com/noticia/16826