All Lemon lleva adelante controles de calidad para evitar que limones helados lleguen a los mercados

31.08.2012 | La Asociación Civil All Lemon, constituida por 11 empresas citrícolas de Tucumán y del NOA decidieron incrementar los controles de calidad en sus empaques asociados, tendientes a evitar que los limones que puedan haber sido afectados por las heladas de mediados de julio pasado, ingresen a los empaques y sean embalados con destino a los mercados de exportación.

A mediados de julio pasado, fuertes heladas abatieron a la zona limonera de Tucumán y de gran parte del área citrícola del Noroeste Argentino, las que fueron acompañadas por nevadas en casi toda el área pedemontana de Tucumán, Salta y Jujuy.

Este fenómeno climatológico que se registró a través del ingreso de un frente polar frío desde el sur del país, causó numerosos daños en toda la región. Habiéndose reportado daños en cultivos como la frutilla, el arándano, la caña de azúcar, la papa primicia y los limones con destino tanto a industria como a exportación.

Esta situación, llevó a que la citricultura de Tucumán debiera parar sus procesos unos días, especialmente su cosecha, hasta evaluar los daños que podría haber ocasionado este efecto meteorológico sobre los limones que tenían como destino básicamente los mercados de exportación.

Luego de las heladas y las nevadas, muchos frutos se perdieron en los mismos campos, al desprenderse de los árboles que los contenían, por el mismo efecto meteorológico adverso atípico para estas latitudes.

El comité de calidad de la Asociación Civil All Lemon (Argenti Lemon SA, Citrusvil SA, Citromax, Expofrut, Latin Lemon, FGF Trapani, Ledesma, La Moraleja SA, Pablo Padilla, Frutucumán y SA San Miguel), constituido por representantes de todas las empresas que lo conforman, tiene como objetivo controlar la calidad del limón de exportación, y definió en esta oportunidad establecer un protocolo de calidad más estricto en sus controles rutinarios luego de las heladas.

Certificación:

Estos controles que se llevan adelante en el grupo durante todos los procesos de exportación, son tendientes a certificar la fruta de elevados estándares de calidad y en la actualidad a detectar aquella que podría haber sufrido daños por heladas, e impedir que la misma llegue a las cajas de exportación. De no ser así, esto finalmente provocarían un enorme daño en los mercados de todo el mundo.

No hay duda que al recepcionar los consumidores frutos con daños por heladas, en el acto esto conllevaría a un gran desprestigio para los limones de nuestra región.

Tucumán está siendo afectada este año por una menor producción de limones fruto de las intensas heladas que se registraron durante 2009 sobre toda el área citrícola y de los casi 8 meses de sequía que padecieron las plantaciones de la región. Esto llevó a que la producción del principal paño limonero del mundo vea caída sus expectativas de cosecha en un 30 % aproximadamente con respecto a 2009. Los últimos aforos arrojaban datos que confirmaban una caída tanto en la fruta que se destinaría a consumo en fresco como a industria. El cálculo publicado por la Asociación Tucumana del Citrus, arrojaba valores estimativos en el orden de las 250.000 tn de limones que se destinarían para exportación, 50.000 tn que tendrían por destino el consumo en fresco en el mercado interno y unas 600.000 tn se destinarían a industria. Lo que daría un valor final de cosecha en el orden de las 900.000 tn de fruta en 2010.

El objetivo planteado por el Comité Ejecutivo de All Lemon fue muy claro y tuvo como meta evitar que los buenos precios de los mercados lleven a que sus “asociados” embalen cualquier fruta, de cualquier calidad y con daño por helada justificado por buen precio coyuntural del mercado. Esto sin duda no demoraría en hacer caer los valores de venta al detectar los consumidores frutos con daños por heladas. Cabe mencionar que estos estrictos controles de calidad son llevados a cabo por especialistas en calidad, solamente en los empaque asociados.

Toda mercadería certificada por inspectores calificados es exportada con el sello “All Lemon, Tested & Certified For Export”.

El daño por helada, según su envergadura provoca un daño estético o cosmético en la fruta, con manchas en la piel, frutos blandos, ruptura de celdillas de aceite en la corteza, ruptura de células que contienen jugo en el interior de la pulpa, desecamiento interno, etc. lo que desmerece comercialmente al limón y le quita valor comercial.

All Lemon con estos controles busca garantizar a los consumidores de todo el mundo que reciban fruta certificada, libre de daño por heladas.